Novedad

El manuscrit d’Argelès-sur-Mer de Pietat Roig Miralles

Manuscrito_de_Argele

LEER MÁS...

Última publicación

El Comecuentos de AA.VV

Portada-elcoemcuentos

 

 

 

 

 

Leer más...

Novedad

Gatos rumberos de Ferran Gerhard

Gatos_rumberos_Cubierta

Leer más...

Novedad

El aprendiz de Manuel Lara

Portada-EL_APRENDIZ

 

 

 

 

 

Leer más...

Novedad

L'Àngel del Fracàs de Gerard Salvat

angel_del_fracas_cubierta

Leer más...

Portada-elcoemcuentos

EL COMECUENTOS

El Comecuentos vivía tranquilo en su cueva, rodeado de libros, hasta que le cayó encima una maldición: habría de vagar por el mundo, buscando cada día un juntaletras que le contara una historia. Así, recorrió campos y ciudades, descubrió otros mundos y conoció a un buen puñado de amigos. Estas son las historias que le regalaron, los relatos que llenaron su panza. En lo que a maldiciones respecta, desde luego, la del Comecuentos tampoco estaba tan mal.

El Comecuentos recoge 28 relatos breves, introducidos por textos que describen el encuentro entre su autor y el personaje que da título a la obra, el Comecuentos. Además, cada introducción viene acompañada de una ilustración y se incluye en el libro un apartado extra con dibujos de artistas invitados.

Con relatos de los juntaletras:Joana Abrines, Enrique Canovaca, Raúl Cosano, Beatriz García Guirado, Adrián G. Troncoso, Enrique Gómez León, Yolanda González Mesa, Markos Karayannos, Paula Lerma Andreu, Juanjo López, Adrián Muñoz, Víctor Navarro, Antonio Oria de Rueda, Andrés Ortiz, Rafael Pérez, Manuel Rivera, Matthew Seddon, Mario Serra, David Serra, Iván Serra, Vicenç Vernet

Con dibujos de: Anduluplandu, Jaime Biosca, Òscar Carballo, Francesc Escriche, Joan Garau, Carlos Narbaiza, Víctor Navarro, Sandra y Carla P. Navarro, Jordi Xavier Sabaté, Helga Serra, Mario Serra

 

Gatos_rumberos_Cubierta

GATOS RUMBEROS

A modo de poética, Ferran Gerhad, apunta sobre su obra: “Uno de los felinos bigotudos, bohemios y noctívagos de Gatos Rumberos sueña con que la rumba catalana sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. En la esquina de una calle, breviario de orines, se bautiza el ritmo. Los palmeros conjuran los tsunamis sentimentales porque garrapatean la desgracia. Tarragona es el mundo. En el puerto no hay peces. Los libros naufragan. Cazar palabras es quedarse mudo cuando, con el frío cañón de la pistola en la nuca, te exigen la identidad. Escribir historias, a veces, es viajar. Esta novela es un látigo que restalla jondura. Los personajes del relato han sido vacunados por la revolución. Coinciden en que hogar y destierro son sinónimos. En el fondo, sin aspavientos, necesitan que los quieras, que los ames. Los dioses destronados nunca tienen razón, viven del azar y anhelan la liviana y hermosa muerte del vagabundo”.

En una suerte de continuidad, el autor, revive personajes de sus anteriores relatos escritos y orales, algunos vivos y otros muertos —civil o biológicamente—, unos reales y otros reales-ficticios (la novela es género de ficción, mas no siempre, y a veces es más potente que eso que llamamos Realidad o Verdad). El autor sitúa su acción de acciones en la Tarragona finisecular y neosecular, en el país, en el mundo. Gatos rumberos es un friso multiculturalista y polifónico, poblado de cronopios y famas, de personajes de relumbre y personajes malditos, de bares abiertos y muchos cerrados: la fortuna es cambiante y la historia, además de inacabable, abierta a otras historias.

Ferran Gerhard (Valls, 1953) vive en Tarragona. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona ha trabajado en prensa, radio y televisión. Ejerció como corresponsal de El Periódico de Catalunya desde 1983 hasta abril de 2009 cuando sucumbió víctima de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Desde entonces se dedica a la literatura a tiempo completo. Autor de los poemarios Electrofenia (1983) y Blade Runner Blues (2010), los libros de narrativa La Patacada de King Kong (2005) y KS77 (2007), también ha coordinado un catálogo en póstumo homenaje al grafista Guigui (2009) y ha publicado diversos cuentos. Se define feo, sentimental y ácrata. Gatos Rumberos es su primera novela y admite, a regañadientes, que no será la última. Ahora está trabajando en Water Closet Project, un alegato poemicida , y en Cul de Sac, una obra de teatro. Coincide con Sófocles en que “nadie ama la vida como un hombre viejo”, aunque añade “siempre que esté sano”.

Portada-EL_APRENDIZ

EL APRENDIZ

El aprendiz es una novela de género inclasificable y una historia de vida: la crónica de más de medio siglo de existencia de un niño marcado —como muchos otros— por unos episodios violentos y fascistas y abusivos que truncaron su escolarización y por la emigración familiar en una posguerra española que se alargó demasiado: un punto de partida que superó con un esfuerzo de supervivencia, de inconformismo, de progreso colectivo y de aprendizaje individual sin doblez.

Y pese al drama y el conflicto que impregna toda la obra, esta es una novela amena en peripecias, humor (negro, irónico, picaresco), cambios de fortuna y escenario,  ideales éticos, opiniones estéticas, alta cultura y cultura popular, fuertes pero comprensibles contrastes. Y, aunque personajes y acción sean tratados literariamente, no huye de unas situaciones afrontadas y descritas de manera directa, descarnada y sincera —en donde tampoco falta la ternura. Una obra, en suma: rica, humana y verdadera.

Manuel Lara Fernández nació en Baza (Granada) en 1946. Hijo de ferroviario republicano. Desde los quince años ha vivido en diversas poblaciones de Catalunya con su familia. Actualmente reside en Tarragona (barrio de La Granja). De oficio mecánico soldador, este autor aprendió a leer de manera autodidacta pues solo pudo asistir a la escuela durante dos cursos. Con todo, ha escrito cuentos infantiles, ensayos, narraciones y artículos. Es integrante de la Asociación de Escritores del Altiplano de Granada y Pozo Alcón AEAGRA. El aprendiz es su primer libro publicado.

angel_del_fracas_cubierta

L'ÀNGEL DEL FRACÀS

L'Àngel del Fracàs es la plasmación, negro sobre blanco, de unos pensamientos y unos sentimientos imaginados por el autor en la mente de su padre, Joan Salvat Bodro, como consecuencia de unos hechos vividos dramáticos, trágicos y, a la vez, sometidos a la represión de la época. Aquellos hechos y su repercusión —algunos documentados, otros conocidos directamente por boca del protagonista y otros deducidos de la coherencia entre estos hechos reales y el profundo conocimiento del personaje fruto del vínculo carnal directo y de una convivencia de más de sesenta años— posibilitarán que las verosimilitudes puedan ser muy cercanas a la realidad a pesar de que ni una sola palabra del texto se pueda tomar al pie de la letra. El personaje habla en primera persona y el autor lo firma como tal y se lo apropia. Os parece poco el despropósito?
Es, o quiere ser, la historia inversa de un soldado raso, de un miliciano ilusionado y desengañado, de un anarquista valiente y... ¿cobarde?, traicionado y... ¿traidor? También la de un hombre sencillo, ni bueno ni malo, o bueno y malo, según cómo y cuándo, y dependiendo de quien lo juzgue —si es que alguien, jueces incluidos, puede juzgar nada de lo que pasó—, y al que los 93 años, 2 meses, 9 días, 16 horas, 30 minutos y 13 segundos que vivió quedaron condicionados todos por un solo segundo singular. ¡Quizás fue un segundo de gloria! Todo lo demás fue un largo camino hacia el fracaso.

Gerard Salvat (Alforja, 1944), de origen campesino, trabajó en el sector bancario y mantiene una explotación familiar en su pueblo. Activista social y político, ha sido concejal y consejero comarcal del Baix Camp, delegado sindical, y presidente de varias entidades: Cruz Roja de Reus, Ateneo Cultural José Taverna, Cooperativa Agrícola de Alforja, entre otros. Además de esta novela histórica, L'Àngel del Fracàs (2012), ha publicado la novela de ficción El pas de Mahoma (2006) y el poemario Poesies per a ben pair (2010).